jueves, 15 de octubre de 2015

ARBOLEAS: "LA MINA ROMANA DE LAPIS SPECULARIS"

OLULA DEL RÍO
Comarca

Arboleas:
“LA MINA ROMANA DE LAPIS SPECULARIS”

AUTOR: Juan Carlos Guisado di Monti
Versión: Juan Sánchez.
La Voz de Almería y Guillermo Mirón.
• El cristal de Hispania. Las minas romanas de Lapis Specularis de Arboleas (Almería).

*****************************************************************************************************************************

Entre las explotaciones mineras de que los romanos llevaron a cabo en Hispania, una de las producciones más significativas y características de la provincia Citerior sería la minería del lapis specularis. La piedra especular o lapis specularis, es una variedad mineralógica del yeso, denominado yeso selenítico o selenita, un recurso minero que se encuentra bajo tierra, en filones y betas geológicas de impresionantes y transparentes cristales.
La zona de explotación en el área mediterránea es un amplio espacio aún no cuantificado y que se localiza en el vecino pueblo de Arboleas.
La configuración cristalina y laminar del lapis de la comarca permitía la exfoliación y el lajado de capas, de manera que los romanos podían obtener placas o bloques de yeso. Estas placas eran láminas diáfanas del tamaño adecuado para poder comercializarlas.
En época romana, se utilizarían gracias a su transparencia principalmente en aplicaciones arquitectónicas y constructivas, entre cuyos usos el más conocido sería el de acristalamiento para ventanas y vanos de todo tipo.
Junto a sus destinos como cristal de ventanas, el lapis specularis sería utilizado también como piedra ornamental, así como para otras funciones y prácticas, entre las que se incluirían los primeros invernaderos para cultivar frutas o verduras o incluso plantas ornamentales, que crecerían al amparo y abrigo de las láminas del conocido Cristal de Hispania.
Este excepcional patrimonio minero romano y su importante entramado arqueológico asociado, ha sido intervenido tanto desde la investigación y estudio, como últimamente desde su puesta en valor como recurso turístico, en la idea de rentabilizar y conseguir un producto turístico de calidad e interés, que colabore y contribuya a estructurar y dinamizar la oferta turística de Arboleas mediante su gestión integral como recurso natural.
La primera vez que se obró en la “mina de espejuelos” de Arboleas nadie había oído hablar de Jesús de Nazaret. No había nacido. Más de 2.015 años después los trabajos volverán a este yacimiento de yeso translúcido que los romanos aprovechaban para extraer el material con el que elaborar ventanas así como objetos decorativos y de construcción.
El Ayuntamiento de Arboleas ha asignado 160.000 euros de fondos propios para llevar a cabo este año los trabajos de investigación en la mina “lapis specularis”, denominación en latín de los espejos.
El trabajo será encargado a una empresa asturiana especializada en labores mineras, según ha adelantado el alcalde, Cristóbal García. “No se trata de albañilería sino de minería. Tiene que ser gente acostumbrada a estar y trabajar bajo tierra”, ha afirmado.
Los primeros trabajos que se realizarán tras siglos de abandono consistirán en la limpieza y protección de la mina. Se sacarán los escombros de su interior y se instalará un vallado para impedir accidentes y, de paso, daños en su interior que puedan provocar futuras visitas.
En las condiciones actuales, la parte visible de la mina de “lapis specularis”, según ha detallado el alcalde, no es más que una cavidad de unos 200 metros cuadrados que podría esconder más de 2 kilómetros de galería conectadas entre sí aunque los datos son muy precarios a falta de conocer realmente a fondo lo que se esconde bajo la tierra. Lo que sí han dejado claro desde el Ayuntamiento es su intención de poner en valor este yacimiento “sí o sí”.
En lo que sí influiría este primer proyecto (que se realizará este año y tendrá una duración aproximada de tres meses) será en el trabajo a realizar posteriormente para adecuar la mina a los visitantes. Dejando a un lado la incertidumbre, en el proyecto que maneja el regidor hay varios puntos que parecen inamovibles. Habilitar una zona para que personas con discapacidad realicen un recorrido “virtual” e iluminar el yacimiento “con lámparas LED incrustadas en los cristales con el fin de que sea la propia roca la que ilumine”, explica García.
La inversión necesaria para que todo el proyecto en su conjunto pueda ser una realidad se aproxima a los 340.000 euros
Por el momento no hay ayuda de ninguna Administración (como siempre que se trata de nuestro Patrimonio) aunque el alcalde ha llamado, sin éxito, a varias puertas en su empeño para que esta mina vuelva a brillar con luz propia.



Juan Sánchez-OCTUBRE-2.015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada