domingo, 6 de septiembre de 2015

"EL DIRECTOR DE MARKETING DE COSENTINO"

OLULA DEL RÍO
Comarca

“SANTIAGO ALFONSO”
Director de Marketing y Comunicación de Cosentino.

• Nació en Albox hace casi 50 años. Licenciado en Derecho. Directivo de la mayor empresa internacional almeriense desde 1.990. Testigo y protagonista del nacimiento de “Silestone” y de su expansión por los cinco continentes. Está orgulloso del grupo que dirige en el departamento “marketing y comunicación”.
• “En Cosentino está mi vida y mi sueño”-dice.


LA VOZ DE ALMERÍA
J. Adolfo Iglesias
23/08/2.015 REDACCIÓN

                                             ************************************************
Santiago Alfonso es uno de los rostros más conocidos en el mundo empresarial almeriense. Director de marketing y comunicación de Cosentino, ha protagonizado la eclosión internacional de la firma de Cantoria. Dirige un equipo de más de 35 personas y en su agenda están los contactos de Rafa Nadal o Fernando Alonso entre otros.
A sus casi 50 años sigue manteniendo el aspecto del joven empollón que fue en la facultad de Derecho de Granada; en los tres primeros cursos sacó todo matrícula de honor. Pero en los dos últimos quiso no perderse la rica vida cultural de Granada, y por ello vivió el que considera el mejor concierto de todos a los que ha asistido en su vida, uno de Dizzie Gillespie con Tete Monteliú.
“Brahms es mi músico favorito y tuve también una gran etapa de jazz”, confiesa. Su lista de gustos musicales la cierra la Credence, los Beatles y la música Indie.
“De Albox a Granada me fui en el tren desde la estación de Almanzora y unos meses después no pude hacer el viaje de vuelta porque el Gobierno de Felipe González cerró la línea Guadix-Almendricos”, recuerda. Cuando era niño se quejaba su madre de que no había viajado más lejos de Lorca y ahora no pasa un mes sin que vuele miles de kilómetros entre continentes. “Viajar tanto es fruto del crecimiento tan grande de Cosentino. Me implico mucho en cantidad de actividades”, afirma. Se duele de un hombro y lo explica. “Llevo siempre mochilas y bolsos muy pesados porque están cargados de libros. Siempre llevo uno o dos, uno de novela y otro de managment y estrategia. Soy muy de papel, nunca llevo e-book”, confiesa. De todos estos viajes nunca ha vivido una situación extrema. “En cambio con un terremoto que me pilló en Tapei pensé que se acababa todo. Yo estaba en la planta 23 de un edificio que se movió como una hoja de papel más de dos minutos”, recuerda.
En 1.990 entró a trabajar en Cosentino y asistió en primera línea al nacimiento del producto estrella de la marca, Silestone, del que se enorgullece. Cuando hoy en día Cosentino está presente en los cinco continentes. Alfonso recuerda la crisis de 1.992. “Entonces la exportación no era ni un 5% y fue muy dura porque se nos cayó la construcción. Todos unidos pudimos salir adelante”, recuerda y compara aquella crisis fulgurante con esta actual, “más global y duradera”. De ambas, Santiago Alfonso extrae una lección, “Paco Cosentino como líder ha llamado la atención siempre sobre la internacionalización. Decía que había que salir y buscar mercados, diversificar, comercializar y salir del área de confort”, afirma, “Con los datos de 2.014 podemos decir que hemos hecho las cosas bien. Lo que ha hecho Cosentino ha sido repartir en todos los mercados”, añade.
Luego están los logros puntuales de su departamento, como esa red de complicidades que ha ido tejiendo con los grandes chefs españoles y extranjeros, como el afamado José Andrés de Estados Unidos, del que se deshace en elogios en lo profesional y en lo personal. O la realización con Daniel Libeskind, el arquitecto de la “zona cero” de New York; o el homenaje realizado al tomate almeriense por Fermín Vázquez en el suelo de Dekton del pabellón de España en la Exposición Internacional de Milán. “Como almeriense y directivo de Cosentino ha sido algo bonito, un hito…pero lo mejor está por venir”, afirma. “Yo no me veo fuera de Cosentino. En la empresa está mi vida, mi sueño y la actitud no me va a faltar. Si pierdo ese compromiso algún día seré yo el que lo deje”, asegura.
Pasar de los manuales y códigos de derecho a dirigir un equipo de innovación e imagen, ese es el camino que ha recorrido Alfonso. “Soy una persona flexible y con capacidad de adaptarme. He intentado integrar, dejar hacer y rodearme de gente con más talento que yo. Por eso me siento orgulloso de las personas con las que colaboro”, hace balance.
“Imagina y anticípate” es el Slogan de Cosentino. “la anticipación es clave, el imaginar escenarios y cómo van a ser los hábitos de consumo. Una empresa siempre debe mirar hacia delante, hacia el futuro. Imaginar como van a ser los hábitos de consumo. El llegar primero te da una posición competitiva diferente”, concluye el que era el primero de clase, este albojense que quizá imaginó un día que de los códigos legales pasaría a hacer soñar a medio mundo con Silestone, Dekton y Cosentino.



Juan Sánchez-AGOSTO-2.015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada