sábado, 23 de mayo de 2015

"ÁRBOLES SINGULARES DE SERÓN"

OLULA DEL RÍO
Comarca

SERÓN:
“La Carrasca De La Poza”



La Sierra de “Los Filabres” ha sufrido a lo largo del tiempo y por diversos motivos actuaciones humanas que han perjudicado gravemente la flora de la región: Talas masivas producidas por la explotación del hierro, canteras de mármol, aumento de las tierras roturadas…
Estas zonas de alta y media montaña en tiempos pretéritos estuvieron dominadas por la ENCINA, árbol emblemático del bosque mediterráneo.
Se puede constatar fácilmente por la existencia de documentos históricos que así lo confirman. Encinas, pinos, alcornoques y quejigos eran los árboles más abundantes en nuestros Filabres.
Hoy en día subsisten algunos pies centenarios que escaparon de aquel tropelío ecológico.
Una de estas especies superviviente de aquellos desmanes es la Encina que encontramos en “El Marchal” de Serón. Sobre ella se ha confeccionado una ficha para ser incluida en el proyecto “Árboles Leyendas Vivas” por Juan Pablo Martínez Rubio, quién refiere que esta encina no es la más grande debido a su abandono, pero sí la de mayor edad. Se considera ella, como uno de los árboles más singulares de la Península Ibérica.

Datos de este Árbol singular
Nombre común: Carrasca de la Poza.
Nombre científico: Ilex Aquifolium.
C. Autónoma: Andalucía.
Provincia: Almería.
Localidad: Serón.
Paraje: “Marchal del Abogado”, aldea de unos 200 años de vida. La Carrasca está en la zona comunal anexa a la aldea.
Acceso: En coche desde Serón por la carretera de “La Jordana” a unos 5 ó 6 Kilómetros de Serón.
Altura: Entre 10 y 12 metros.
Perímetro del tronco a una altura de 1.30 metros: 6.4 metros.
Edad aproximada: 1.100 a 1.200 años.

Curiosidades
Situada en una aldea que en los años 1.940-1.960 albergaba unas veinte familias. Desde los años setenta sólo viven dos personas. Se despobló al cerrar las minas de hierro de Las Menas en el año 1.968.
Por debajo de ella pasa la acequia que alimenta la balsa de riego de la huerta que hay bajo la aldea. A su sombra la acequia tiene una poza donde las lugareñas se reunían a diario a lavar la ropa y a tertuliar sobre las incidencias de la aldea. Era pues La Carrasca de la Poza el “centro social” del lugar en invierno y en verano.
Por los años cuarenta llegó un arqueólogo al “Marchal del Abogado”. Tomó muestras de las ramas y de alguna raíz. De su estudio dedujo que la edad del árbol oscilaba entre los 1.100 y los 1.200 años. Dicha documentación se perdió pero pervive en la memoria de uno de sus habitantes actuales que ronda una edad superior a los setenta años.



Juan Sánchez-MAYO-2.015
  • .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada