martes, 17 de marzo de 2015

UN ESCULTOR DE MACAEL Y LAROYA: " EDUARDO CRUZ RUBIO"

                                                      OLULA DEL RÍO
                                                          Comarca

                                            “50 % de MACAEL”-Cruz.
                                            “50 % de LAROYA”-Rubio.

EDUARDO CRUZ RUBIO
“ESCULTOR”

Eduardo vive actualmente en Macael. Tiene 84 años. Admiro a este viejo conocido y amigo, por su obra y porque tenemos familiares en común.
Eduardo Cruz salió de Macael cuando sólo contaba 18 años. Iba acompañado de sus padres, él de Macael, ella de Laroya (mi pequeño pueblo). Huyendo de la penuria de los años 50 del Siglo XX. Vieron en Argentina el “dorado” que no encontraban en España. Después de Buenos Aires, llegó a Estados Unidos y, casi cincuenta años de ausencia, Eduardo Cruz regresó a sus ancestros de Macael y Laroya. Aquí ha recuperado sus raíces y ha continuado creando obra escultórica.
Su vida parece sacada de una película de Hollywood, y en este caso nunca mejor dicho, puesto que, tras una vida intensa de estudio y trabajo en Buenos Aires, emigró a los Ángeles en los años setenta. “Yo empecé de cantero, como mi padre y mi abuelo, en Macael. Recuerdo que con siete años hacía cruces de cementerio y cosas así. Después en Argentina, mi padre puso un taller, y luego yo, deseoso de aprender, empecé a estudiar y aprendí con José Álvaro, un gran escultor y con el admirado Libero Badi, que me enseñó los secretos de la pintura y el grabado”.
En Argentina logró reconocimientos y galardones, y fue profesor. La vida no le iba mal pero quería algo más, y un buen día cogió dos maletas y se fue a Los Ángeles. “Llegué en los años setenta, creyendo que sabía inglés -sonríe- y mi mujer y mis dos hijos llegaron tres meses más tarde. Dejé en Argentina mucha vida y mucho material artístico”.
En Los Ángeles comenzó desde cero, y se volcó en la artesanía. Empezó en un pequeño taller de North Hollywood Marble, realizando trabajos artesanales. “Al principio para poder vivir vendí obra a precios irrisorios. Hoy daría algo por recuperarla. Más tarde, mi trabajo se hizo popular y me encargaban muchas cosas, sobre todo los decoradores. Trabajé para Jacqueline Kennedy, por encargo de su decorador”. En mansiones de artistas como Charlton Heston, Zsa Zsa Gabor, Carol Burnet, Woody Allen, Steve Moqueen o Linda Evans, hay obras de Cruz. “Conocí a muchos artistas porque vivía allí en Hollywood, y gracias a esto, mi obra comenzó a tener una gran difusión en Estados Unidos”. Sus piezas empezaron a ser adquiridas por magnates de distintas cadenas empresariales, como el presidente de McDonald o el alcalde de Los Ángeles, Tom Brylle.
También trabajó como restaurador de obras de arte, en el Paul Getty Museum, en el Museo de Los Ángeles y en el de Santa Bárbara. “Gané mucho dinero y también lo gasté. No me quejo, he vivido mucho y viajado mucho, y ahora he vuelto a mi tierra”.
En la cabeza del artista siempre rondó la posibilidad de volver a Macael, porque como dice su esposa Rosalía, “de su pueblo salieron sus pies pero no su cabeza ni su corazón”. Y en 1.998, volvió a las canteras de su infancia, donde ahora reside. “Soy consciente de que mi obra no es muy conocida en España pero tengo 84 años y hacerse popular significa mucho trabajo, y no tengo edad para eso”.
Sin embargo, su obra sigue caminado por delante de su edad. “He hecho esculturas en todo tipo de material: Mármol, madera, barro, piedra, bronce, ladrillo.., incluso en titanio. Cuando me vendió este material uno de la N.A.S.A. me dijo que no podría trabajarlo, y que necesitaría máquinas…, pero no, lo trabajé y a mano en una obra homenaje a Leonardo da Vinci”.
Hace pocas o ninguna copia de sus obras, “todo lo más tres o cuatro, porque me prodigo poco. Ahora trabajo en un tema sobre los amantes en material de la tierra “silestone”. También estoy escribiendo unos cuentos sobre los Filabres…, siempre estoy creando”, sonríe.

P.D. Las primeras fotografías de esta galería están tomadas en el Cementerio de Laroya el día 14 de Marzo de 2.015 con motivo del funeral de un familiar común.


Juan Sánchez-MARZO-2.015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada