domingo, 22 de febrero de 2015

"TAHAL: UN GENTIL HOMBRE"

                                                           OLULA DEL RÍO
                                                                Comarca

                                                 “Tahal: Un gentil hombre”
            EXCELENTÍSIMO SEÑOR DON RAFAEL JOAQUÍN SÁNCHEZ TORRES.

• “Mis rutas por los Filabres” de José Martínez Oña.
• Edición Digital del Instituto de Estudios Almerienses.
• Ayuntamiento de Olula de Castro Año-2.009

En la visita que José Martínez Oña hace por la Sierra de los Filabres, nos llama la atención, entre otras, la que éste hace a la Iglesia del lugar de Tahal: “sencilla, encalada de blanco, en cuya pared del muro derecho puede leerse el epitafio escrito sobre lápida de grandes proporciones en mármol “Blanco Macael” y que reza así:
“Aquí yace el Excelentísimo Señor Don Rafael Joaquín Sánchez Torres, Caballero, Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, Comendador de la de San Carlos, Mayordomo de Germanía, Gentilhombre de Cámara con ejercicio de Su Majestad la Reina Doña Isabel y Jefe Decano de la misma clase, Caballero de la Llave dorada, Diputado a Cortes en varias Legislaturas y Comandante de Caballería.
Falleció el 10 de Mayo de 1.854. Fue modelo de virtud, de moralidad y de honradez. Los Reyes han perdido uno de los más fieles y leales servidores y sus padres al mejor y más querido de sus hijos. E.P.D.”
La lápida estuvo situada en el centro de la Iglesia frente al “Altar Mayor”. Un párroco, no sabemos si con licencia obispal, la trasladó a la pared lateral ya dicha.
Respecto al héroe, Rafael Sánchez Torres, podemos hacer algunas especulaciones puesto que el que escribe estas líneas poco o nada ha averiguado sobre el personaje.
1.- Sabemos murió joven, no la causa. Son los propios Reyes Isabel II y Carlos III quienes transmiten sentido pésame a sus padres por la muerte de este.
2.- Que tenía otros hermanos nada influyentes.
3.- Desconocemos si Rafael se encontraba circunstancialmente en Madrid cuando ocurrieron los hechos, (Salvar a la Reina Isabel II víctima de un caballo desbocado), o que ejercía en la Corte como simple cortesano sin renombre ni cargo alguno.
4.- Nos dice la tradición oral que en Tahal era capaz de suspender su caballo, donde iba montado, estrechando sus piernas y colgándose de una gruesa rama de los árboles del río. Esto hace pensar en una persona enérgica, atrevida, fuerte y valiente. Ponemos en duda una sólida formación cultural. Estar en Madrid pudo ser una circunstancia, afortunada para él, que le hizo cambiar radicalmente de vida en cuanto a economía y sociedad.
Estos hechos ponen en valor la gran imaginación de las gentes de estas latitudes y el grado de proyección que poseen para aplicar lo que en el fondo han ido incubando en los rincones de esta, nuestra serranía a lo largo de los tiempos.
Además de ser reconocido “Caballero Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica y Comendador de la de Carlos III” fue condecorado con el alfiler de Carlos III y la llave de Isabel la Católica. Ambas joyas se guardan a buen recaudo y forman parte del Patrimonio Histórico Artístico de Tahal.
Cuentan los lugareños que la Reina le dijo a Rafael Sánchez que pidiese un deseo, y este señor pidió que el municipio llegara hasta el mar, motivo este por el que el término municipal de Tahal es muy alargado pero que no consiguió llegar hasta la costa.
Parece ser que se están andando los pasos para que se dignifique el mausoleo de este gentil hombre, hoy prácticamente en ruinas.



Juan Sánchez FEBRERO-2.015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada