lunes, 2 de febrero de 2015

"LOS MASONES EN EL ALMANZORA"

                                                     OLULA DEL RÍO
                                                         Comarca


                                    “LOS MASONES EN EL ALMANZORA”


PORTALMANZORA:
1.- rionews junio 2.004
2.-Langdon abril 2.005


                                                          DEFINICIÓN

La masonería es una sociedad secreta de ámbito internacional y estructura jerárquica basada en la fraternidad entre sus miembros, los cuales se agrupan en logias y hacen uso de ritos y signos emblemáticos. Probablemente surgió entre los siglos XIII y XIV en el gremio de los albañiles. También se le da el nombre de francmasonería.
Por su carácter secreto es difícil acceder a información contrastada y oficial.
Dentro de la masonería hay dos corrientes:
• “La masonería regular” que parte de las siguientes creencias: hay un solo Dios o Ser Supremo, no admite la inclusión de las mujeres, los juramentos se tienen que llevar a cabo sobre una Biblia o libro sagrado, y están prohibidas las discusiones que giran entorno a la religión y a la política.
• La masonería “liberal o dogmática” se sustenta en el hecho de que reconoce y acepta el papel y la presencia de las mujeres en sus logias, existe el principio de libertad absoluta de conciencia de cada uno de sus miembros, y está totalmente permitida la participación social y el debate de todo tipo de cuestiones, incluidas la política y la religión.
• Los masones se dividen en tres grados diferentes: “aprendices” que es el grado elemental formado por quienes se inician. “Compañeros” que es un segundo grado en profundidad de aprendizaje y “maestros” que implica una mayor participación en todas las dimensiones de la masonería.
En los últimos años gracias al mundo de la Literatura y al Cine se ha despertado un gran interés por el mundo de los masones. Los dos libros de Dan Brown “El Código Da Vinci” y “Ángeles y Demonios” han aportado mucho para su conocimiento y además se han llevado al cine con enorme éxito en todo el mundo.
Masones famosos han sido Napoleón Bonaparte, Winston Churchill, Simón Bolívar y Abraham Lincoln.
La Logia “Cuatro Flores de Lis” implanta la masonería en España en 1.728, pero es en el reinado de José Bonaparte cuando se ponen las bases para que comience en firme. Con él aparece la “Gran Logia Nacional” considerada como la primera logia de Obediencia española. Esta corriente que inunda la sociedad más avanzada ideológicamente llega a Almería favorecida por la revolución de 1.868 que aprueba el derecho de reunión para fines lícitos. También se verá favorecida más tarde (1.881) con la llegada al poder los liberales de Sagasta. La “edad de oro” de la masonería almeriense, cuando alcanza mayor expansión es al final de la década de 1.880. Por entonces existían más de 700 masones agrupados en 17 logias y algún que otro triángulo.
Entre 1.880 y 1.890 los ideales masónicos se extienden por toda la provincia almeriense. Las logias fundadas en Serón, Tíjola y Cantoria van completando el panorama provincial. En Serón levanta columnas la “Logia Almanzora” nº 290 perteneciente al Gran Oriente de España. Pocos datos se conservan de su actividad, pero sí la activa campaña de ayuda que llevaron a cabo con motivo de las inundaciones de 1.888 provocadas al desbordarse el río Almanzora. A finales de 1.894 abatió columnas.
En Tíjola en 1.885 comienza a trabajar la Logia “Esencia, Vida y Amor” nº 343, que aún contando con escasos miembros (catorce) participó en la campaña de ayuda y solidaridad a los damnificados de las inundaciones de 1.888.
La Logia “Constancia” levanta columnas en el Oriente de Cantoria a finales de los ochenta. Contó con veintidós hermanos con una amplia matoría de propietarios y profesionales liberales. También en Gérgal y en 1.888 toma carta constitutiva la “Logia Luz de los Filabres”, que en su cuadro lógico contó con veintiún hermanos con gran predominio de propietarios.
Los primeros años del Siglo XX corren paralelos con los aires de crisis que embargan a la masonería española y terminan de morir con el triunfo de las derechas en 1.933 al promulgar una “cruzada antimasónica” que murió definitivamente con la cruel represión del franquismo según la Ley de 1 de Marzo de 1.940 además de de crear un Tribunal Especial caracterizado por su dura y cruel represión.
El abogado Nicolás Salmerón Alonso que llegó a ser Presidente de la República fue cliente de la logia masónica “Luz de Overa”. Este influyente político, seguidor de las teorías Krausistas y de la Institución Libre de Enseñanza de Giner de los Ríos quien convenció a un grupo reducido de huercalenses para crear una logia masónica. “Luz de Overa” fue la única que se creó en el Siglo XIX en Huercal, estando integrada por miembros todos de la localidad.
Según el Archivo Secreto Masónico de Salamanca, en la única carta que se conserva de la logia “Luz de Overa” (legajo 586ª, número 363, dirigida al vizconde de Ros el 1 de abril de 1.888) se dice que cinco de sus miembros eligen a Teodosio Navarro Izquierdo como representante de la misma para acudir a la convención masónica de ese mes. Los firmantes del acta son el venerable, Antonio Alcolea alias Plutarco, el orador, Antonio González alias Moisés; el primer vigilante , Juan Resalt Migueli alias Guttemberg; el segundo vigilante, Enrique Ortega (Cicerón) y el secretario, Diego Blesa.
Hemos constatado a través de sus descendientes que en la casa de esta familia en la calle Melchor Ballesta existía una extensa e interesante biblioteca sobre temas relacionados con la masonería, así como utensilios utilizados en las ceremonias pero que han ido desapareciendo con los años y las herencias.
El perfil del masón almeriense respondía al de un varón -mujeres excluidas-, propietario, comerciante o profesional (abogado, médico) y de ideas liberales o abiertamente republicanas. Su labor filantrópica se plasmó en iniciativas como las tiendas-asilo que desempeñaron un papel fundamental en el abastecimiento y mejora de la alimentación de las clases populares durante el Siglo XIX y, en particular, en periodos de carestía.
En 1.885 la masonería deja sentir su influencia en la vida política y social de Tíjola. Según escritos, se pueden conocer hechos de esta logia en toda la Comarca como las inundaciones de 1.888. También se confirma su influencia para ejecutar la carretera Baza-Huercal-Overa y la construcción de la línea férrea.
En Cantoria la logia “Constancia”, que así se llamaba con el número 77, levanta columnas a finales de 1.888 del Siglo XIX. Contó con veintidós hermanos con una amplia mayoría de propietarios y profesiones liberales. Dependía del Gran Oriente Nacional de España (G.O.N.E.), cuerpo masónico sólido y único, que surge por proyecto de Miguel Morayta, Alfredo Vega y López Parra.
El venerable Maestro de esta logia era Vicente Giménez Martínez, grado 9. Los masones estaban en el caciquismo andaluz, su fuerza económica era escasa, puesto que la burguesía andaluza era muy tacaña a la hora de contribuir para ayudar a otros. En cambio, existe abundante documentación de peticiones de ayuda a otros hermanos y a los poderes públicos. Una cosa era reunirse con gran ceremonial y otra muy distinta pagar, aunque las cantidades no fueran grandes.
Exigían a sus afiliados una conducta moral intachable. Los masones formaron parte del cacicato político de la provincia de Almería, que como en todos los sitios, dirigían las masas en los procesos electorales.
Dentro del ritual de iniciación masón, cada miembro adoptaba un nombre simbólico, el que sea, a excepción de los nombres de Santos.
El rechazo a todo lo que significara clericismo era patente ya que la sociedad masónica lo consideraba perturbador y adverso al progreso.
Desde la perspectiva cristiana, la masonería es una secta y como tal tiene formas equivocados de creencias en el sentido estricto del término “Religión”.
Durante la Guerra y la posguerra fueron asesinados 5.000 masones y expedientados 80.000.
La dura persecución masónica finalizó con la llegada de la Democracia. Hoy día la masonería no es una doctrina, sino un “método” que permite el libre pensamiento y la libre discusión de cualquier problema con tal de que se respete el parecer de la mayoría.
La masonería promueve la llamada “moral civil libre”. Promueve el laicismo, la ecología, el nudismo, la lucha contra la droga, el divorcio, la legalización del aborto y la eutanasia, el control de la natalidad, la protección de las plantas y animales del ecosistema. Se opone a la pena de muerte, al boxeo…etc. Están obligados a guardar el secreto masónico y a pesar de la incompatibilidad con los católicos, dialogan sobre el comportamiento humano-social, defendiendo los derechos humanos, la tolerancia y colaboran en grandes tareas de la humanidad como la paz, el hambre, la alfabetización,…etc.
Hoy hay tres logias en España, todas en Barcelona. Roquetas y Mojácar tienen actualmente logias formadas mayormente por extranjeros residentes en la provincia. Predominan los ingleses.
Los detractores de los masones afirman que adoran a Satán. Una de las palabras del grado77, es “Abaddon”, el angel del pozo sin fondo, mencionado en Apocalipsis 9:11. Los masones adoran a “Dios”, a quien llaman el Gran Arquitecto del Universo o GADU y el símbolo que ellos escogieron para representarlo es “El ojo que todo lo ve”, y que los egipcios ya utilizaban para representar a su dios pagano Osiris.
Todo lo que les rodea es secreto. ¿Son adoradores del Ángel Negro? Se tienen datos de que en Memphis (cuna del ku-klus klan) hay un rito del grado 29 donde se pisotea y escupe sobre un crucifijo. Dicen que no lo hacen por odio, ni por desprecio hacia Jesucristo, sino como repulsa a un símbolo asociado a la muerte. Según ellos la muerte de Cristo en la cruz no habría sido la muestra del máximo amor posible, sino un encarnizamiento de Dios Padre con su Hijo.
En España han sido masones famosos los tres presidentes de la República: Figueras, Salmerón y Castellar, además de Azaña, Ramón y Cajal, Vicente Blasco Ibáñez, José Espronceda, Leandro Fernández de Moratín, Juan Gris, Antonio Machado…etc.


                                                             ORGANIZACIÓN

La masonería es una organización secreta cuyos miembros procesan principios de fraternidad. Se reconocen entre sí mediante signos y emblemas. Se dividen en grupos llamados “logias”. Sus orígenes se pierden en el tiempo. Provienen de todas las ocupaciones y profesiones. Siendo hombres de diferentes orígenes, pueden hablar y estar en armonía pues se llaman entre sí “hermanos”.
Para formar una “logia” bastan siete masones. La logia se estructura en grados y se requiere al menos tres: Aprendiz, Compañero y Maestro. Los cargos se renuevan por elección cada cuatro años. Cada logia tiene su propio “templo” o local para celebrar las reuniones o “tenidas”, por lo general ubicados en las plantas bajas de los edificios. Son de forma rectangular.
El lenguaje masónico es inaccesible al desconocedor de la secta, así como la simbología, la vestimenta, las ceremonias…etc.
La indumentaria de las logias es rica y variada según los ritos y grados. Entre las piezas más significativas se encuentra el mandil o delantal, que alude al trabajo, los collares con remates distintos en función del cargo que ostenta. Prevalecen los colores oro, azul, rojo y blanco.
Otros atributos de los masones son el compás, la escuadra, el nivel y la regla. Podemos decir que la mayoría de los masones almerienses pertenecieron a los sectores primario y terciario. Para ingresar en la masonería, dependía de la posición económica del interesado, para poder afrontar los gastos que suponía la permanencia en esta institución. Los comerciantes, militares y universitarios ocupaban los máximos puestos (venerable, secretario, orador…) La vida interna de estas logias estaba sujeta a un reglamento.
En cuanto a la labor filantrópica destacaba la beneficencia, que se traducía en obras o instituciones como asilos, orfelinatos o ayuda a “profanos”, como consta en las inundaciones del río Almanzora en septiembre del año 1.888. Las lluvias asolaron cultivos de hortalizas, patatas y maíz, dejando el Valle del Almanzora y a sus gentes en la ruina.


                                                                        EXPOSICIÓN 

La Diputación de Almería expuso en octubre de 2.009 una gran muestra fotográfica sobre la masonería en el XII Symposium Internacional de la Masonería Española donde el Instituto de Estudios Almerienses contribuyó en este acontecimiento cultural realizando una exposición de fotografía masónica con imágenes requisadas durante la dictadura del General Franco que se conserva en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca.
La percepción que se sigue teniendo en España de la masonería es, en gran medida, algo oscura e incluso tenebrosa, frente a la concepción de la sociedad culta, filantrópica y respetable que tienen en muchos países europeos y americanos.



Juan Sánchez. Febrero-2.015



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada