viernes, 9 de enero de 2015

"RASGOS DE LA HISTORIA DE OLULA DEL RÍO"

                                                      OLULA DEL RÍO
                                                           Comarca


                                 “RASGOS DE LA HISTORIA DE OLULA DEL RÍO”

• TÍTULO: “Almería pueblo a pueblo”
• EDICIÓN: “La Voz de Almería” y Excma. Diputación de Almería.
• DEPÓSITO LEGAL: M-32319-1.996

El Neolítico es la referencia de los primeros vestigios de Olula del Río. También se localizan restos numerosos de la edad del cobre. Casi todos ellos localizados al pie de la llamada “Sierra de Olula”. Hay que destacar el yacimiento de la Cueva de Humosa por cantidad y calidad de restos encontrados.
La realidad histórica como tal, arranca con la dominación árabe, de cuya época quedan suficientes vestigios en modelos de construcción, urbanismo, torreones y un aljibe. El poblado primitivo de Olula se encuentra asentado sobre el margen derecho del río, en un lugar escarpado de difícil acceso y fácil defensa sobre una roca que le sirve de base, la “Piedra Ver de Olula”, considerada como símbolo de la localidad.
H. de Jorquera decía: “En sitio deleitoso y agradable para la vista y con buena fortaleça, en dicho Valle del Almançora, está la villa de Oluia a quien las aguas del río la fructifican, con que abunda de todo mantenimiento siendo su cría de seda muy buena (Seda de Candelaire), frutas y legumbres. Habítanla cien vecinos con una parroquia diócesis de Almería: su fundación no consta…” En 1.488, durante la conquista de Almería por los Reyes Católicos, se producen las Capitulaciones de los lugares del Río Almanzora y Sierra de los Filabres y a continuación Purchena, Urrácal y Olula del Río son entregados en señorío a Luis de la Cerda, duque de Medinaceli, permaneciendo en su poder hasta 1.560, en que pasan a ser tierras propiedad de la Corona, pero vendidas posteriormente a Miguel Serrano, hombre que se distinguió por la pacificación en las revueltas de los moriscos. Al morir, pasa la posesión a su hijo Andrés Serrano, hasta que en el siglo XVIII el nuevo propietario del señorío es Diego Manuel Mexía Serrano.
En la época de la conquista, según Cristina Segura, había huertas donde se cultivaban frutales variados, olivos y parrales y algo de cereal. El moral era el árbol que más aportaba a la economía, por la gran dedicación de sus gentes a la cría del gusano de seda, obteniéndose buenos beneficios. Los marineros genoveses al comercializar la seda fueron los grandes beneficiados; el ganado vacuno era escaso y algo más numeroso el lanar y cabrío. Ya eran famosas las canteras de Mármol de Macael. Algunos de los moriscos expulsados no querían abandonar sus casas y haciendas, dice Cabrillana, y se transformaron en bandoleros sádicos y refinados en la sierra. Encontraron en la rebelión el modo de vengar todos los sufrimientos soportados. Agrupados en torno al Gorri o el Ramí, realizaron sus actuaciones en el Valle del Almanzora. Complicaron estos monfíes la vida a los repobladores y viejos cristianos. Participaron en acuchillamientos, incendio de los templos, quema de cristianos y robos continuos especialmente en la zona Olula-Purchena. La ofensiva cristiana al frente del Marqués de los Vélez, reunió en Vélez Blanco el día 2 de enero de 1.569 numerosos soldados, infantes y caballeros de distintos pueblos y, atravesando por Olula el Valle del Almanzora y superando el murallón de los Filabres llegó a la villa de Tabernas en su camino hacia el Valle del Andarax. Cuando Don Juan llegaba a estas villas, los moriscos, aprovechando la noche, la abandonaban. Así, por ejemplo Tíjola fue conquistada el 25 de marzo de 1.570, pero sólo encontraron en el pueblo a las mujeres y a algunos hombres enfermos. Esa misma táctica usaron los moriscos en Cantoria y los pueblos limítrofes a Olula.
Con Don Juan de Austria se intensifica el enfrentamiento, y en el Alto Almanzora los moriscos, desde los cerros, observaban el movimiento de las tropas sin presentar batalla y con ahumadas avisaban a los vecinos de Purchena, Olula , Tíjola y otras poblaciones del Almanzora. Durante la sublevación de los moriscos en Olula apareció una resistencia a la idea revolucionaria, que es fácilmente explicable debido a que los moriscos llevaban mucho tiempo viviendo en armonía con los cristianos y compartían tradiciones y métodos de producción. No todos los moriscos de Olula se dedicaban a la actividad agrícola, había un grupo dedicado a los oficios de trajinería: molinería, transporte y mercadería de la seda…
Desde la segunda mitad del Siglo XVI hasta el primer tercio del Siglo XX, es un pueblo eminentemente agrícola y ganadero, pero evoluciona hacia un núcleo de población industrial, laboriosa, dinámica y con mucho futuro. A partir de los años 50 se produce el despegue industrial, acogiendo posteriormente gran cantidad de inmigrantes de los pueblos circundantes, pasando su población de 1.800 habitantes censados en 1.939, a los cerca de 7.000 que existen en la actualidad (1.995).


Juan Sánchez lunes 5 de enero de 2.015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada