viernes, 9 de enero de 2015

"EL ROSCÓN DE REYES"

                                                    EL ROSCÓN DE REYES”


• WIKIPEDIA
El “Roscón de Reyes” es un bollo elaborado con una masa dulce en forma de toroide adornado con trozos de fruta escarchada de diversos colores. En la actualidad suele rellenarse de nata montada o crema y, últimamente también le introducen moca, trufa o chocolate. En su interior suelen introducirse “sorpresas” que descubren los niños al comer: figuritas de Navidad y el Haba, señal de que a quién le caiga debe de pagar el Roscón. Se sirve en España para merendar el día 6 de enero denominado “Día de Reyes”.
El origen del “Roscón” parece estar relacionado con las Saturnales Romanas, aunque en la actualidad algunos lo relacionan con una representación comestible de la “Corona de Adviento”, aún cuando la tradición de la “Corona de Adviento” es muy posterior en España, lo que hace dudosa esa relación. Éstas eran fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno.
Julio Caro Baroja recoge en su obra “El Carnaval” dos testimonios del Siglo XII. El primero corresponde al Reino de Navarra, donde en 1.361 se designaba “Rey de la Faba” al niño que encontraba el haba en el roscón; el segundo testimonio corresponde a Ben Quzman, poeta andalusí, quien en su Cancionero describe una tradición similar con una torta que se hacía en el Reino de Granada en el año nuevo y que contenía una moneda.
En Portugal esta torta es conocida como “Bolo Rei” y, aunque no es igual en ingredientes, la costumbre sí lo es. Méjico importó de España esta costumbre en el Siglo XVI. Allí además lo adornan con chocolate caliente o atole, miel y frutos del desierto como dátiles, ate e higos.
Buen provecho y muchas sorpresas para grandes y pequeños.


Juan Sánchez lunes 5 de enero de 2.015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada