sábado, 27 de diciembre de 2014

"LOS REYES CATÓLICOS EN VALLE DEL ALMANZORA"

                                                    OLULA DEL RÍO
                                                        Comarca

                             • “LOS REYES CATÓLICOS EN EL VALLE DEL ALMANZORA”

• Por Antonio García Pastor. Secretario de Administración Local.

El reinado de los Reyes Católicos, se considera como la transición entre la Edad Media y la Moderna. Con la conquista del Reino de Granada, y otras plazas, se consiguió la unión territorial, bajo una sola corona de los territorios que hoy forman España.

De este importante periodo de la historia de España, quiero relatar dos hechos significativos: el primero está relacionado con la estancia de los Reyes Católicos en la Comarca del Almanzora-Sierra de los Filabres. El segundo acerca de la frase conocida en toda España como “Las cuentas del Gran Capitán”.

Tras la toma de Granada, los Reyes Católicos ponen cerco a Baza (Granada), que se rinde el día 4 de diciembre de 1.489. El día 17, el Rey va a Serón y la Reina se detiene en Caniles. El Rey continúa a Purchena, que se le entrega el 19, cruza la Sierra de los Filabres y llega a Tabernas el día 20, donde espera a la Reina que llega el día 22, para dirigirse a la ciudad de Almería, que fue tomada el 26 de diciembre, entregándole las llaves de la ciudad, el Zagal, último Rey musulmán de Almería.

La Reina Isabel partió de Purchena el día 20, para reunirse con el Rey, y he aquí donde existe controversia entre los vecinos de Macael y Tahal, ya que ambos consideran que la Reina pasó por sus municipios para atravesar la Sierra de los Filabres.

Según el escritor y cronista oficial de Macael D. Ginés Pastor Medina, en su libro “Macael, Morisco y Cristiano”, el Rey con el grueso de su ejército partió de Purchena utilizando el camino más elevado (por encima de Laroya) por razones estratégicas. Respecto al paso de la Reina con el resto del ejército, la tradición cuenta que la Reina pasó por Macael e hizo un descanso en las canteras. Hoy día a ese paraje se le conoce como “Cantera de la Reina”.

No obstante en Tahal existe el convencimiento de que Isabel la Católica pernoctó en el Castillo, y le otorgó el título de Villa a esta población. Imagino que a cada municipio le interesa la versión más ventajosa.

El segundo hecho ocurrió tras la muerte de Isabel la Católica en 1.504. Su viudo el Rey Fernando viendo que la guerra de Italia estaba siendo enormemente costosa pidió quizá imprudentemente a D. Fernando González de Córdoba, (1.453-1.515), -noble, político y militar más prestigioso del reinado de los Reyes Católicos, llamado por su Excelencia en la guerra “El Gran Capitán”, y después de haber conquistado Nápoles y Sicilia para la Corona de España, ostentando el cargo de Virrey de Nápoles-, que le presentase cuentas justificativa de tales gastos.

Aunque éste las rindió, es de suponer que El Gran Capitán hubo de sentirse molesto por las maneras como se las hubiera exigido. De la respuesta hay varias versiones, siendo ésta la más conocida:

• “100.000.000 de ducados, en picos, palas y azadones, para enterrar los cadáveres de los adversarios. 

• 200.736 ducados y 9 reales para que frailes y monjas rogasen a Dios por la prosperidad de las armas españolas.

• 100.000 ducados en guantes perfumados para preservar a las tropas del mal olor de los cadáveres de los enemigos tendidos en el campo de batalla.

• 160.000 ducados en poner y reponer campanas averiadas por el uso continuo de repicar todos los días por nuevas victorias conseguidas sobre el enemigo, y finalmente

• 100.000.000 de ducados por mi paciencia de tener que escuchar que el Rey pedía cuentas al que le había regalado un reino”.

• Ciertamente, Fernado Rey, pedía una explicación a la que no tenía derecho puesto que había dado el Gran Capitán ciento por uno al Reino de España. Ya dije en otro artículo que a Fernando le venía grande lo de “Rey Católico.



Juan Sánchez 2.014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada