lunes, 1 de diciembre de 2014

"LOS PUEBLOS UNIDOS"

                                                   Olula del Río
                                                      Comarca


LOS PUEBLOS UNIDOS

• MI TIERRA, MI GENTE

• Julio Alfredo Egea de su libro “Mi tierra, mi gente” publicado en el año 1.992.

                                                    &&&&&&&&&&&&&&&

Los pueblos relacionados con el mármol son muchos, algunos distantes, escondidos por la sierra, aunque la industria se centra en varios pueblos muy cercanos a Macael; a distancia de un paseo, Olula del Río; un poco más lejos, Fines; a unos kilómetros más, Cantoria a levante y Purchena a poniente.
Mentalizarse en una unidad sin asperezas de ningún tipo es fundamental para el porvenir de la zona. Todos viven del mármol y han de forjarse en piña dentro de su trabajo y en sus aspiraciones.

OLULA DEL RÍO, el pueblo más poblado, es además muy importante en la transformación del mármol. Según José Domingo Lentisco Puche, que tiene un libro publicado sobre su historia, el origen del pueblo es muy dudoso, aunque existen muestras de la Edad del Cobre, sobre todo en el yacimiento de la Cueva de Humosa. La antigua Olula estuvo situada en un lugar escarpado a la derecha del Almanzora, sobre una roca, lugar que sirve de símbolo al pueblo y que se llama “La Piedra Ver de Olula”. Es una localidad en actividad constante por mejorar el nivel de vida de sus gentes, de una planificación cultural y deportiva que lo arrope. Se celebran actividades que van desde la Expomármol, en septiembre, gran muestra relacionada con la técnica industrial, hasta un certamen de novela ya por su quinta edición, y que premió en la última convocatoria al famoso escritor Juan Gómez Rufo.

Es de bella estampa Olula, con calles antiguas, encalada y pulcra, con un fondo de sierras erosionadas que alivian festones de pinos. Tiene dos templos, como respuesta a los dos pueblos que hay en Olula, y a las dos facetas de su mentalidad: la tradicional y la moderna. La iglesia de San Sebastian, neoclásica del Siglo XVIII, con planta de cruz griega, muros y bóvedas sobrias; interesante dentro de este tipo de templos. La iglesia nueva de la Concepción es un bello templo de piedra vista decorado en mármol como debe ser.

Los patronos son San Sebastian y San Ildefonso.

San Sebastian, el más antiguo patrón, quizá por ser Don Juan de Austria muy devoto suyo, según las crónicas. El pueblo lo tiene como su tradicional protector en plagas y epidemias. Posteriormente se nombró también patrón a San Ildefonso, llamado San Ildefonso Carretillero, nombrado también con el apodo de San Alicuqui, desde tiempo inmemorial.

Parece ser que a este segundo patrón, discípulo aventajado de San Isidoro, se le nombró por la proximidad en los santorales con el otro, es decir, un poco por compromiso. Se celebran fiestas grandes en honor de los dos santos en las que se funden elementos paganos y religiosos que dan un resultado de originalidad. La tradición del fuego y las carretillas les viene a estos pueblos de los moriscos y de los repobladores levantinos. Se celebran del 19 al 23 de enero, Se prenden hogueras, y las carretillas, esos cohetes locos y sin rabo, de las que tiran miles de docenas, encendiendo con su nervioso fuego la noche. Hay noticias de la fiesta desde 1.505. Las cuadrillas de los barrios, en la noche mayor de las carretillas, se reúnen en “Las Cuatro Esquinas”, y allí, en el casco antiguo,

 empieza la pacífica batalla de la pólvora en la que el disparo de los endiablados proyectiles no cesará hasta el amanecer. Para asistir es necesario el uso de un equipo, de un vestuario especial. Al día siguiente, en la procesión de los patronos, se les arrojan roscos de pan desde los balcones, hasta casi sepultarlos en ellos, en no sé qué simbólica travesura. El pueblo goza en estos festejos, que dan personalidad a la manera de ser de sus gentes, que se entregan a las fiestas con el mismo entusiasmo con que se entregan al trabajo a lo largo del año, en hermandad con la comarca.


Juan Sánchez 2.014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada