miércoles, 20 de agosto de 2014

OLULA DEL RÍO AÑO 1.990

OLULA DEL RÍO

                                   *** 1.990 ***

Olula del Río
(Periódico “La Crónica”)
10 de febrero de 1.990
Autor: D. Alonso Berbel.


Por su situación geográfica y perspectivas de futuro, está llamada a ser la cabeza visible del Almanzora.
En un principio estuvo formada por un puñado de casas que se apretujaban alrededor de la iglesia encima de un pequeño promontorio. No hace mucho tiempo las gentes del pueblo se lanzaron a la aventura de construir un nuevo templo en las afueras. Aprovecharon en mármol de sus canteras y lo utilizaron con profusión y generosidad para construirlo.

El resultado fue una obra hermosa que por sus grandes proporciones posibilita la reunión de muchos cristianos que se sienten felices de disfrutarla. El templo es el fruto del trabajo de todo un pueblo y de su fe en Dios.

Después se han ido reuniendo circunstancias positivas para el municipio. Aquella carretera estrecha y peligrosa que atravesaba el pueblo de este a oeste, se ha convertido en una gran avenida. Pronto han surgido nuevas calles que conducen a las distintas barriadas casi todas nuevas.

Un Instituto de Enseñanza Media atrae diariamente a todos los jóvenes cual colmena atrae todas las abejas de los alrededores que pululan con ilusión y alegría mientras reciben formación y nuevos conocimientos.

La nota más destacable de Olula son sus talleres y fábricas de mármol. Tanto unas como otras dejan ver un gigante amarillo con fuertes patas de hierro. Son grúas móviles de gran fortaleza que facilitan el movimiento, carga y descarga del pesado y denso mármol.

La mayor parte del mármol se haya distribuido por las distintas parcelas de la fábrica o taller. En un lugar se almacenan las tablas ya cortadas y superpuestas; allá amontonan los bloques rudimentarios para su futura transformación y puesta a buen recaudo la artesanía poco pesada susceptible de ser sustraida. Las piezas artísticas pesadas: columnas, fuentes, figuras diversas, pueden encontrarse indistintamente en el exterior (placeta), o expuestas para su venta en el interior de las instalaciones.

Esta faceta de la nueva artesanía (ya se ha superado utilizar el mármol sólo para artesanía fúnebre, morteros o fregaderos). Ahora la noble roca elaborada por manos artesanas puede ser el adorno más caro y codiciado en cualquier casa elegante que se precie, antiguo palacio o de nueva hornada, jardín o parque de cualquier parte del mundo especialmente en los E.E.U.U., Emiratos Árabes o Europa.

El olulense y su espíritu emprendedor es el artífice principal de esta transformación. Provisto de su mono blanco y protegiendo cabeza y ojos con gorro y gafas de trabajo, se pone delante de un trozo de mármol, se inclina y utilizando diversas herramientas se obra el milagro. De esas manos, cual arte de magia, aparece un dios griego, una columna barroca con exquisito capitel o cualquier réplica de la naturaleza. Imaginación, nuevas herramientas, golpe justo, tradición, intuición e inteligencia hacen que Olula se vaya transformando paulatinamente cual enorme escuela de escultores sin posibilidad de error.
Otra victoria de la zona del mármol en los últimos años es haber conseguido llegar hasta todos los mercados internacionales propiciado por incentivos de la administración, mejora de las redes de transporte y la publicidad. Son también los propios arquitectos animan a sus compañeros a utilizar nuestro producto de los Filabres en grandiosos y caros proyectos: aeropuertos, hoteles, urbanizaciones, parques, viales urbanos,…

Esperamos que el futuro próximo conviertan a la zona en uno de los pilares de la riqueza de Andalucía, porque de Almería ya lo es.

……………………………….
(Opinen sobre el texto). Si quieren, claro.


J. Sánchez 2.014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada