miércoles, 30 de julio de 2014

EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN DESDE EL SIGLO XVI EN OLULA

           OLULA DEL RÍO


                                  “LOS CEBOLLEROS DESDE EL SIGLO XVI”


La conquista del Valle del Almanzora por los Reyes Católicos se hizo a partir del Adelantamiento de Murcia. Culminó en el año 1.4488-1.489, tres años antes de la conquista total del reino Nazarí con la Toma de Granada.

A pesar de lo que tradicionalmente se dice a cerca de la benignidad de las Capitulaciones, la conquista cristiana implicó una serie de transformaciones en el conjunto de la población morisca sometida.

Para la población morisca que prefirió quedarse en Olula, la vida no fue nada fácil en los años que siguieron a la conquista y durante la primera mitad del siglo XVI. Las presiones de tipo religioso, político, económico y social fueron numerosas.

En 1.561, según un recuento de tercios y alcabalas, había en Olula del Río 57 vecinos moriscos, a los que aplicándole el coeficiente 4,5 moriscos por vecino (según el índice de Domínguez Ortiz), resulta un número de 256 vecinos. Esta cifra se refiere a antes de la expulsión. Después de la expulsión, el índice pasó a ser de 1 morisco por cada 0´4 repobladores. Este vacío poblacional trató de compensarse mediante la repoblación con cristianos viejos del resto del reinado católico.

En 1.574 Olula estaba repoblada con 25 vecinos, es decir 112 habitantes. Procedían estos cristianos viejos principalmente de las provincias vecinas de Murcia y de Albacete en un porcentaje del 45,5 % del total de los nuevos pobladores. Les seguían en cantidad los procedentes de Andalucía y Castilla la Vieja. Aún así, la Administración Real no consiguió compensar en Olula el número de moriscos expulsados.

La evolución de la población fue de signo negativo desde finales del siglo XV y hasta las últimas décadas del XVI.

La expulsión de los moriscos trajo consecuencias negativas varias para nuestros pueblos y para todo el reino Nazarí de Granada. El vacío poblacional produjo la modificación en la relación hombre-suelo. Había menos habitantes por kilómetro cuadrado. La falta de efectivos humanos influyó en la economía: muchas tierras que cultivaban los moriscos quedaron abandonadas. Se deterioraron viviendas, cauces, árboles y animales.

Parece ser que en los últimos años del Siglo XVI se inicia una lenta recuperación de los efectivos humanos en Olula del Río: este municipio, Purchena y Urrácal pasan en conjunto de 178 vecinos (801 habitantes) en 1.587 a 191 vecinos (860) habitantes en 1.597.

La población de Olula experimentó un crecimiento, si se quiere moderado, durante el siglo XVII. Esta evolución demográfica se puede constarar en la demanda de aperos de labranza y arados para hacer roturaciones.

Corre ya el año 1.669 y mientras que los municipios como Fines, Macael, Serón y Urrácal pierden población, Olula del Río casi dobla sus habitantes. Es la tercera poblacióm más poblada del Valle, con una densidad que oscila entre los 10 y los 20 habitantes por kilómetro cuadrado, mientras que el resto de la Comarca no supera los 10 habitantes por kilómetro cuadrado.

La recuperación de los efectivos humanos de Olula que hemos observado en esta época, se va a transformar en una franca expansión demográfica desde 1.718. Este desarrollo rápido de la población coincide con el que durante la misma época ocurre, no sólo en la Comarca sino en toda España.

El incremento de la población en Olula sigue elevándose. Llega en 1.773 a 157 vecinos lo que suponía 580 habitantes. Este aumento tan elevado no se debió sólo al crecimiento vegetativo de la población. Nos hace pensar en una corriente de inmigración hacia Olula pues aún quedad tierras sin roturar y era buen lugar para la recolección de esparto.

Pero llegada la mitad del siglo XVIII, se dan unos factores que frenan el crecimiento vegetativo: por un lado,(1.756), dos terremotos asolan la provincia y la comarca. Aparece una plaga de langosta africana que arrasa todos los cultivos. Las circunstancias meteorológicas castigan la zona con terribles sequías. Así Olula pierde aproximadamente un 10% de la población habida en 1.573.

Cuando pasaron los incidentes rememorados, Olula volvió a destacar en el ritmo del crecimiento vegetativo como se puede constatar entre los años 1.828 y 1.850. Olula pasó de 937 habitantes a 1.479 en los umbrales del siglo XX.

En los años 50 del siglo XX fueron los municipios del Valle Alto del Almanzora los que registraron los mayores porcentajes de aumento, alcanzando un aumento del 60% el municipio de Olula del Río.

Entre 1.920 y 1.940, la Comarca pierde habitantes y continua así las siguientes décadas Sólo Olula experimenta un alto crecimiento poblacional del 37.3%, seguidos de Macael y Fines influenciados por la Industria del Mármol.

La población sigue aumentando en la Comarca del Mármol en contraste del progresivo despoblamiento del resto de la Comarca.

Pero es en la década de los 60-70 y 80 cuando la Comarca del Mármol experimenta el crecimiento poblacional más grande de su historia. Olula encabeza el ranking de crecimiento, nada menos que el 124.1 %. Macael aumenta su población en un 64.4 % y Fines crece menos, un 29.7 %. Destacamos a Olula del Río porque en estas décadas llegó casi a duplicar su población.

Este es a groso modo la evolución de la población de Olula del Río desde el siglo XVI hasta el año 1.980.

AÑO- 2.014

¿Futuro? Volver a hacer la maleta?. Partir de cero?. Ser emigrantes?. Empobrecernos más?. Separarnos?. Hacer los trabajos menos deseables?. Sentirte extrangero?. Aprender nueva lengua?. Desarraigo?. Abandonar tus raices?.Parón y marcha atrás?. Futuro perdido?. retrospección años 40-50?.   ¡Y además sin tren para emigrar!

Recopilado de censos.


J. Sánhez 2.014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada