miércoles, 30 de julio de 2014

56 AÑOS DE FIESTA EN EL BARRIO DE SANTIAGO

          OLULA DEL RÍO

“LAS FIESTAS DEL BARRIO DE SANTIAGO CUMPLEN 56 AÑOS”

• A través del tiempo se han convertido en referencia comarcal.

• La Comarca Noticias.


Hace ya cincuenta y seis años en el que entonces se llamaba Barrio Nuevo, concretamente en el bar Abercoque, un grupo de vecinos al frente de Juan Sánchez García, decidieron celebrar una fiesta en su barrio, que en aquel entonces era el único barrio de Olula del Río. Lo primero fue elegir la fecha. En un principio se propuso el 24 de Junio en honor a San Juan Bautista. Como coincidía con la onomástica del promotor de la iniciativa, para evitar malos entendidos, decidieron hacerlas el 25 de Julio en honor al Santo Santiago Apóstol, patrón de España, y que por aquellos años, 1.957, era Fiesta Nacional. Crearon la primera comisión de fiestas que se puso en contacto con unos feriantes de Tíjola, un acordeonista de Urrácal, y un patatero. Se colocó un basculante de camión sobre unos bidones de gasolina para imitar un escenario. Con estos elementos, se celebraron las primeras Fiestas del Barrio.
Desde ese año hasta hoy, se han celebrado ininterrumpidamente, convirtiéndose en una de las fiestas más esperadas y valoradas por toda la Comarca. Dicen que el secreto de estas fiestas es que se desarrollan en una sola calle, la Calle Santiago, el eje del Barrio, aunque ya más de un año se ha visto desbordada. Las primeras ferias empezaban en la esquina del Bar Abercoque, y llegaban donde da la calle Ildefonso. Actualmente cualquiera que asista a las fiestas, puede iniciar su visita desde la propia Avenida, subir la calle poco a poco, visitar los puestos de dulces, patatas asadas y accesorios, disfrutar de las atracciones, tomarse un pinchito o un chocolate con churros, y terminar en el baile, situado casi al final de la calle. Incluso puede bajar la cuesta que lleva a la rotonda, en la que se topará con el botellón y la caseta de la juventud.
Una fiesta que ha crecido mucho “unas fiestas de pueblo hechas en un barrio”. Tal es su éxito que todos los años la comisión de feria ha tenido que decir que no a muchos feriantes, puesto que no hay más espacio. La prioridad siempre la mantenido los descendientes de los primeros feriantes es decir la noria y los caballicos. Con la aportación de los feriantes, del ayuntamiento y la publicidad del Programa, el Barrio se viste de fiesta y se prepara para recibir la gente de toda la Comarca. Estas fiestas parecen tener un poder revitalizante; se cuenta que un vecino del Barrio el “Chili”, fundador entre otros de las fiestas, tras emigrar a Alicante, no faltó ni un año a la feria, y estando ya enfermo, su mejor medicina era venir a ver al Santo de su Barrio, marchando a Alicante como un chaval.
Sea o no milagro, desde aquí deseamos la continuación de la fiesta. Su continuidad y la aceptación que hasta hoy tiene en la Comarca.


J. Sánchez 2.014



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada