martes, 24 de junio de 2014

"MI VIDA EN JAPÓN"

OLULA DEL RÍO
MI VIDA EN JAPÓN
Paula García Sánchez tiene catorce años y vive en un pueblo llamado Olula del Río, en la provincia de Almería. Acaba de llegar a Tokio y precisamente allí se tuvo que encontrar con una vieja amiga de su madre llamada Ana Sorolla, cuya hija iba a compartir habitación en el gran hotel más lujoso de todo Tokio. Dentro de dos días viajarían a la prefectura de Ibaraki. Allí les estarían esperando dos familias para su acogida durante los tres años de preparatoria.
Paula medía 1.75 metros, delgada, con los ojos verdes, castaña con pelo por la mitad de la espalda. Le gustaba mucho leer y se pasaba las horas estudiando. Pero cuando quedaba con su novio salía y se olvidaba de estudiar. Solía ser muy tímida, pero cuando cogía un poco de confianza, era más habladora y más abierta con la gente.
La hija de Ana Sorolla se llamaba Ana Guzman Sorolla y tenía la misma edad que Paula. Ella vivía en Antas, otro pueblecito de Almería cercano al suyo.
María medía 1.78 metros, delgada, con los ojos azules, morena de pelo liso. Le gustaba salir de fiesta y ver la televisión tanto que era capaz de pasar horas y horas seguidas delante del televisor. No era tan tímida como Paula y hacía amigos fácilmente.
María y ella eran muy buenas amigas desde que les dieron la beca y de eso habían pasado ya casi cuatro meses.
Paula se encontraba en el recreo con sus amigas cuando la llamaron al teléfono móvil. Lo cogió sin que los profesores de guardia se dieran cuenta.
-¿Quién es?- preguntó Paula nada más cogerlo.
-Llamo desde la agencia de intercambios de estudiantes. ¿Podría hablar con Paula García Sánchez?-Preguntó una voz femenina al otro lado de la línea.
-Sí, soy yo-respondió nerviosa- ¿Qué pasa?
-Te hemos dado la beca. Enhorabuena- le felicitó la mujer.- Tendrás que pasarte la semana que viene para rellenar los papeles.
-¿En serio? No me lo puedo creer- dijo llena de alegría.
-Claro. Ha sido difícil, pero tú y otra chica os iréis a Japón durante tres años consecutivos. Podréis venir siempre que queráis, pero lo único que debéis hacer es sacar buenas notas- le dijo la mujer.
-Pero no sé nada de japonés. No podré comunicar con ellos-replicó ella.
-No te preocupes por eso. Todas las tardes tendréis clases de japonés para ir con una base- le dijo la mujer.
-¿Y cuándo nos iríamos?- Preguntó curiosa.
-Dentro de cuatro meses- le respondió. –Bueno, luego más tarde volveré a llamar.
-De acuerdo- colgó muy feliz por la noticia.
María y ella se habían conocido el primer día de clases de japonés y ya no había maneras de separarlas. Se contaban todo.
Al llegar al hotel le dieron la misma habitación. Estaban tan ilusionadas que no podían dormir aquella noche. No podían creerse que estaban en Japón. Tenían ganas de conocer su nuevo instituto y sus nuevos compañeros de clase.
A la mañana siguiente visitaron algunas tiendas de Tokio. Tenían ojeras porque con el cambio de hora no habían podido dormir mucho, pero eso no les impidió salir de compras y pasárselo genial. Casi todo el dinero se lo gastaron en ropas y en comida que no conocían.
En Tokio hicieron amistad con dos chicas muy amables que les llevaron hasta la torre de Tokio.
-¿Te acuerdas de aquel chico de Antas que te pidió salir, Paula?- Le preguntó María.
-Sí. ¿Qué pasa con él?- Respondió Paula extrañada.
-Pues que me ha dicho que te diga, que no piensa renunciar. ¡Qué lo tienes loco!- Se rieron las dos.
-No pienso salir con nadie. Quiero concentrarme en mis estudios y no tener que calentarme la cabeza por culpa de ningún chico- respondió Paula riéndose.
-Eso es lo que dices ahora. Como te eches novio estando en Japón, cuando volvamos a España me invitas a una noche de marcha en el Moma- le dijo ella.
-De acuerdo, de acuerdo- rió.
¿Quieres saber como continúa esta historia?¿Te interesa saber si Paula se puso novia con un japonés?¿Vino a Olula acompañada del japonés?¿Cómo acabó este relato?
(Puedes continuar leyendo en Google en esta dirección:
Mi vida en Japón por azura rukawa-Fanfic Es
Gracias: Juan Sánchez 2.014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada