martes, 24 de junio de 2014

"ME LO COMPRO"

OLULA DEL RÍO

“Se puede comprar un niño a las mafias por 6.000 euros”
José Antonio Lorente, médico forense ha logrado devolver a sus familias 400 niños robados.

A las 6.30 puede estar corriendo por las calles de Granada, donde vive y trabaja, y a las 22.00 en Paraguay, Salvador, Guatemala, Máxico o Filipinas. José Antonio Lorente (Olula del Río, Almería, 1.961) es doctor en Madecina Legal, pero lo suyo no es hacer autopsias o descubrir asesinatos. Vive entregado a la identificación de niños abandonados en las calles, a la lucha contra el tráfico ilegal de menores. “En 2.012 no se puede permitir que se practiquen adopciones ilegales en ningún país cuando existen instrumentos sencillos y sin demasiado coste para evitar el tráfico sexual o la adopción de niños”, asegura.
Lorente lidera el programa DNA-Prokids de la Universidad de Granada con financiación privada-BBVA, Banco de Santander, Caja Granada y la fundación Life- que, desde su puesta en marcha en 2.009, ha logrado identificar a más de 4.000 niños y reagrupar a 400 familias. La fórmula explicaba él, parece sencilla. Se trata de “coger el ADN de menores abandonados en las calles de México, Filipinas o Malasia, mirar el listado de chavales cuya desaparición han denunciado sus padres, tomarles la muestras de ADN y cruzarlas con una serie de elementos imprescindibles” que les entregan para que hagan las pruebas.
Director de Identificación Genética de la Universidad de Granada, Lorente llegó a este puesto impulsado por vocación. Tuvo claro desde muy niño que quería ser médico y hacer la especialidad en Medicina Legal y Forense. “Tuve la suerte de que un profesor me animó a investigar el ADN, que entonces estaba comenzando, y me fui con una beca un año y medio a Alemania a estudiar”. Una segunda ayuda concedida por la OTAN me permitió trabajar dos años en los laboratorios del FBI en Estados Unidos y descubrir un universo de investigación que entonces era impensable en España.
El forense pide un té con leche y agua con gas y se recrea al hablar de DNA-Prokids, un programa con el que ha contribuido a evitar, hasta el momento, 257 adopciones ilegales en los 14 países en los que está instalado y colaborando con las autoridades locales para impedir que ese millón de niños sin identificar que andan vagabundeando por las calles del mundo sean utilizados por las mafias.
¿Por cuánto se puede comprar un niño?
“Todo depende de las características que quiera el comprador, pero las mafias te pueden vender a un pequeño por 10.000 ó 12.000 dólares (entre 6.000 y 7.000 euros) y llevártelo a tu casa adoptado legalmente”.
El forense, gran aficionado al Athletic de Bilbao, ha visto mucho y muy desagradable a lo largo de su carrera. Da un sorbo al té y recuerda en voz alta imágenes que tiene grabadas a fuego, relacionadas fundamentalmente con niños y niñas de dos a ocho años robados en Malasia, Camboya, India o Filipinas para los pederastas. “Te dejan desarmado y con una profunda tristeza”, confiesa. “Con muy poco se podrían lograr grandes cosas”.
También he visto morir compañeros. Lorente cita a Pedro Aragonés, director de Servicios Policiales de Chihuahua (México), asesinado en 2.009, a los pocos días de haber estado en El Escorial (Madrid). Con él trabajé en la identificación de mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez.
Como siempre se lo cuenta Juan Sánchez 2.014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada