miércoles, 1 de enero de 2014

OLULA DEL RIO. CORTIJO DE LAS MONJAS. UN CORTIJO CON HISTORIA.

Añadir leyenda

Recopilado por: Juan Sánchez.

      No todo el mundo en Olula del Río conoce la historia de Cayetano Martínez Artés ni su relación con nuestro Pueblo. Nuestro personaje nació en Alhama de Almería (Antes, Alhama de Salmerón), pueblo de tradición republicana y donde también nació Nicolás salmerón, Presidente  de la 1ª República.

   La figura de Cayetano, su biografía y trayectoria política truncada por el desenlace de la Guerra Civil, es mi compromiso social para recuperar un personaje que tras una significativa vida pública, no debe quedar en el olvido y en el anonimato. Destacar la trayectoria política y el proceso sumarísimo militar al que las autoridades franquistas le sometieron, acabando con su vida el día 7 de septiembre de 1.939. Su muerte no contentó al nuevo régimen y durante años toda su familia fue perseguida, linchada, reprimida y sometida a represiones y a toda clase de vejaciones.

    Nació en 1.900. Era el cuarto de 9 hermanos. Su padre tenía una empresa de exportación de uvas. Eran agricultores, pero Cayetano pidió a su padre que le dejara estudiar a lo que el padre accedió con la condición de que no tenía que perder ningún curso y sacar los estudios todos los años.

   Primero terminó el Bachillerato. Después hizo oposiciones a Correos destinándolo a Bilbao hasta que pudo permutar con un compañero vasco para venirse a Canjayar.
En 1.928 contrajo matrimonio en Alhama con María Teresa  López Granados. Hija de un Notario de Linares por el que era detectado debido a su condición de inferioridad social.

   Poco antes de cumplir 30 años y de proclamarse la República, trasladó su residencia a la calle Rafaela Jiménez  nº 1   de Almería capital. Emprende allí su carrera política afiliándose al Sindicato de Correos de la UGT y a la agrupación Socialista. Sus aficiones eran la vida familiar y la caza. Acostumbraba a desplazarse al Almanzora con su familia, especialmente al cortijo  que la familia Martínez Artés tenía en Olula del Río. Desde aquí batía Las Estancias y Los Filabres entonces muy ricos en cetrería. El tabaco y el café eran también su debilidad.

    Alfredo Martínez Artés, algo menor,  fue vicepresidente de la Agrupación Socialista de Olula del Río en 1.937 (También estuvo varios años en la cárcel durante la postguerra).

   La sublevación militar de la izquierda reprodujo en Almería el 21 de julio de 1.936. En declaración a la Guardia Civil al ser apresado después de la Guerra minimizó su participación en la lucha contra los insurrectos de derechas y afirmó haber permanecido en su casa hasta las 7 de la tarde en que se dirigió a su Oficina de Correos para intercambiar impresiones con los compañeros pero encontró cerrado el edificio. Al día siguiente fue requerido por Rafael García, miembro del PSOE, para  que se presentara en la Federación. Allí acordaron ponerse a la orden de las autoridades revolucionarias existentes y constituir el Comité Central. Cayetano ya era uno de los máximos responsables de los sectores obreristas almerienses.

    Los peligros de la Guerra, sobre todo los bombardeos aéreos, hicieron que la familia se trasladará a un cortijo que le dejó un amigo en la Cañada de San Urbano donde actualmente se ubica la UAL (Universidad de Almería) en enero de 1.937.

    La caída de Málaga por las tropas franquistas en febrero de 1.937 y el temor de que Almería cayese pronto en poder de las tropas rebeldes hizo que Cayetano Martínez y su familia se trasladaran a Barcelona. Sólo residieron unos meses (hasta mayo del mismo año). Allí ya también sufrían bombardeos por lo que decidieron volver al cortijo de la Cañada permaneciendo en él hasta el final de la Guerra.

MILITANCIA  SOCIALISTA EN TIEMPOS DIFÍCILES

·  Vinculado al socialismo político y sindical. Ingresó en la Agrupación Socialista de Almería el 1 de junio de 1.931. En el PSOE desempeñó varios cargos de responsabilidad tales como Presidente de la Agrupación de la Capital así como Contador de la Ejecutiva Local. Cuando ya había empezado la contienda (diciembre de 1.936), el Comité Local dimitió, siendo nombrado entonces Secretario General de la Agrupación Socialista de Almería permaneciendo en el cargo hasta el final de la contienda en 1.939.
· Además de dirigir el PSOE de la capital, ocupó el cargo de Vicesecretario de la Federación Provincial de Agrupaciones Socialistas de Almería. Poco más tarde, agosto de 1.936, es ascendido de Vicesecretario a Secretario General manteniendo el cargo hasta  el final de la Guerra.

PARTICIPACIÓN EN ORGANISMOS PÚBLICOS  (1936-1939)

    Antes de la Guerra no tuvo ningún cargo político en las instituciones públicas. Iniciada la contienda, se convirtió en una de las personalidades de mayor importancia, siendo responsable del Comité Central, el Consejo Provincial e interinamente, ocupó el cargo de Gobernador Civil. Se le atribuye el mayor poder político de la provincia.
El Comité Central coincidió con la mayor represión contra las derechas. Los vencedores de la Guerra hicieron responsable al Comité Central y por tanto a Martínez Artés de la mayor parte de las víctimas causados por los asesinatos en esos meses.
    Cuando Largo Caballero formó Gobierno, hubo que devolver las instituciones al Estado siendo suprimido el Comité Central.
    A principios de enero de 1937, se constituyó el Consejo Provincial. Participaron U.G.T, un comunista, dos republicanos ( YR UR) y cuatro anarquistas ( tres por la CNT y uno por la FAI). Para este cargo Cayetano sacó siete de los nueve votos. Como hemos dicho, en ocasiones tuvo que simultanear su cargo con el de Gobernador Civil interino.

LA REPRESIÓN FRANQUISTA

    Una vez ganada la guerra, el franquismo no solo se propuso acabar con los partidos de izquierdas y con sus sindicatos. También quería borrar cualquier vestigio personal de la democratización y reformismo republicano. Iban a por los líderes políticos, especialmente. El expediente contra Cayetano fue un proceso sumarísimo de urgencia. En solo trece pliegos se perseguía acusar al procesado de cuantos delitos se le imputaban y resolver lo más rápidamente posible una sentencia ejemplarizante.

    CONSEJO DE GUERRA PERMANENTE DE ALMERÍA

    Se nombró como Juez Instructor Militar al Oficial Segundo José Arenas Arévalo y como Secretario al Cabo de Artillería José Salinas Bermejo. El treinta de abril de 1939 iniciaron el proceso judicial por ser denunciado de “extremista” y “saqueador”.
Dos semanas después del desarme republicano iniciaron su detención. La orden de búsqueda le tildaba de “autor de innumerables asesinatos”. Las pistas de su búsqueda apuntaban hacia la Sierra de los Filabres ya que se le vio pasar por Tahal en automóvil. En el “Cortijo del Fragüero”, dejó dos maletas pasando después al “Cortijo de las Monjas” donde fue detenido el veinte de abril a las diez de la noche escondido en una cueva por donde pasaba una acequia. Su detención y hallazgo lo hizo el Sargento Jiménez Martínez.
    Fue conducido al “Ingenio”(fábrica de azúcar) convertida en cárcel durante la guerra y primeros años del franquismo. Los cargos políticos en el acta de detención eran tan graves que incluso le acusaban de ser un elemento directo, activo y peligroso para el Glorioso Alzamiento Nacional.
    Según sus testimonios evitó el ansiado saqueo de los establecimientos. Adoptó un comportamiento “benigno” con la mayoría de los detenidos de derechas y con la Guardia Civil. Evitó la masacre de “Los Panchos” (milicias llegadas de Málaga). En esta primera comparecencia, negó además, que el Comité hubiera hecho peticiones de dinero, saqueos o fusilamientos, decía desconocer incluso “Los Pozos de Tabernas”. La indagatoria negó que él quisiera abandonar la provincia. Pudo huir a Londres donde vivían dos de sus hermanos que negociaban con la uva, pero instigado por Manuel Alférez Samper (alcalde comunista de Almería) y José Martínez Navarro (vocal del Comité de Depuración) y el policía Fenoy le presionaron para salir de España, pero al llegar a Murcia vieron que era imposible salir pues ya los nacionalistas habían tomado la ciudad. Cayetano fue a entregar su pistola al Gobierno Civil de Murcia.
   Volvieron hacia Almería y en Overa tomaron la carretera de Baza. En Olula del Río,  Cayetano se despidió de sus compañeros y se refugió desarmado en el Cortijo de Alfredo Martínez Artés (Cortijo de las Monjas), con su hermano, también dirigente de la Ejecutiva Socialista de Olula del Río, donde fue apresado como queda dicho.

    El Juez Instructor declaró la vista para el día trece de mayo de 1939, notificándole la constitución de un  Consejo de Guerra. El Teniente Coronel Alcántara acusó a Cayetano como autor de “delito de rebelión militar”, con la concurrencia de circunstancias de agravación muy cualificadas, por las que el Fiscal solicitó pena de muerte y ejecución con “garrote vil”
    El día seis de septiembre de 1939 el juzgado se trasladó a la cárcel del Ingenio para notificar a Cayetano que su final estaba cerca, leyéndole la sentencia e invitándole a entrar en el capilla para el dispendio de los auxilios espirituales. Al filo de la medianoche, se cumplía la pena capital, al ser fusilado en las tapias del Cementerio de San José(Almería) junto con otros camaradas. Se supone que ya estaba muerto cuando fue fusilado por los terribles tratos degradantes y torturas recibidos con anterioridad. Fue una parodia el hecho de fusilarlo. El día ocho, su cadáver fue depositado en una fosa común de la que solo se daban las coordenadas espaciales. Años más tarde su esposa y su hijo menor Cayetano, se encargaron de exhumarlo y trasladarlo finalmente a su Alhama natal.
No hay que olvidar la represión, linchamiento y la marginación que el nuevo régimen, además de matar al padre, tuvo con los descendientes de nuestro protagonista.


PD: Hoy aún viven en Olula algunos familiares para servicio y aparcería que los Martínez Artés se trajeron de Alhama. (Antonio “El Monjas”).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada